Instagram
Facebook
YouTube

5 Claves para Mejorar tus Fotografías con Drones

La fotografía aérea con drones nos ofrece unas posibilidades que son inalcanzables en tierra. Vamos a ver cómo sacar el mejor partido para conseguir fotografías impactantes

Los drones comerciales son, esencialmente, cámaras aéreas pues han sido diseñados principalmente para realizar fotografías y vídeo. Aunque los principios básicos de la fotografía se aplican de igual manera en la fotografía aérea con drones, la introducción de una nueva dimensión -la altura- nos brinda unas inmensas posibilidades creativas. La contrapartida es que ¡hay que aprender nuevas técnicas! Pero esos es bueno, pues agudiza nuestro ingenio y también, aumenta nuestra motivación.

Vamos a ver a continuación, una serie de conceptos y técnicas, que te ayudarán a incrementar exponencialmente la calidad de tu fotografía aérea con drones.

1. Conoce a fondo tu nueva cámara-dron

De la misma manera que cuando te compras una DSLR, es importante que leas el manual,  para poder sacar el máximo partido a la cámara, con una cámara-dron tienes que hacer lo mismo. La diferencia es que, en este caso, además de conocer la cámara, tienes que conocer cómo funciona el dron, en especial, sus sensores de abordo y el funcionamiento de la app (Go 4, en el caso de drones DJI). Es decir, tienes que dedicar algo más de tiempo en conocer a fondo un aparato que, por otra parte, es inédito para la mayoría de personas.

 

sensores de un dron DJI Phantom 4 pro

Conocer los sensores de abordo de un dron, y cómo funcionan, así como la app para volarlo (Go 4 en el caso de DJI) son requisitos indispensables para volarlo con seguridad y precisión

 

La contrapartida es que, una vez invertido este tiempo y esfuerzo, la recompensa viene en la forma de una gran satisfacción por saber manejar de manera rápida, eficiente y segura, tu dron. Y esto se nota -¡y mucho!- en los resultados.

CONCLUSIÓN : Un conocimiento a fondo de tu dron requiere una cierta inversión de tiempo y esfuerzo, ya que no solo se trata de sacar el máximo partido a tu nueva cámara voladora, si no que también está en juego la seguridad de las personas y los bienes cercanos. Puedes comprar una DSLR y empezar a utilizarla sin leer una sola página del manual (aunque de esta forma solo utilices el 5% del potencial de la cámara) pero no deberías bajo ningún concepto hacer lo mismo con un dron.

Ahora bien, la recompensa es muy grande: el placer y la satisfacción de volar un dron y fotografiar con él, de manera segura y efectiva, ¡es una experiencia espléndida!

 

Es importante que, además de conocer la cámara del dron, conozcas cómo funciona el dron, en especial, sus sensores de abordo y el funcionamiento de la app de vuelo”

 

2. Aprende a pilotar

Un dron, además de hacer fotografías, ¡también vuela! Esto implica que nos brinda dos placenteras actividades: pilotarlo -que de por sí es una experiencia muy grata-  y fotografiar el mundo desde el cielo. ¿Qué más podemos pedir?

Por tanto, necesitamos aprender a volar. ¿Necesito convertirme en un piloto experto? ¡No, en absoluto! Volar un dron actual es muy fácil. Pero hay que aprender su manejo básico por dos motivos: Por una parte, por un motivo de de seguridad. Un dron puede potencialmente provocar daños a personas y bienes si se utiliza de manera indebida. Por otra parte, tener soltura en su manejo y en la realización de maniobras con él nos facilita enormemente desplazarnos hasta el lugar elegido y para la preparación del encuadre que queremos realizar.

CONCLUSIÓN : Son dos pues los motivos principales por los que tenemos que aprender a pilotar nuestro dron: (1) por seguridad y (2) para poder realizar de forma rápida y eficiente, los encuadres de nuestras fotografías.

 

Miguel-Merino-volando-un-dron-dji-mavic-2-pro

Pilotar con soltura y seguridad nuestro dron, nos permitirá fotografiar con él de forma más precisa y creativa. Pero esto no quiere decir que necesitemos convertirnos en unos pilotos expertos. ¡En absoluto!

 

3. Aprende a ver el mundo desde el aire

La fotografía aérea, nos introduce a un mundo de tres dimensiones, en el que la tercera dimensión es la altura. En tierra, como fotógrafos, estamos entrenados a ver el mundo en dos dimensiones. Podemos acercar o alejar la cámara del sujeto, o cambiar la perspectiva  -variando el ángulo con el sujeto- y nada más. Desde el aire, la altura supone una dimensión -para la mayoría de los mortales- completamente nueva. Esto implica que tenemos que entrenar nuestro ojo para ver el mundo desde una perspectiva inédita: desde el aire.

Pero ¿cómo hacerlo? ¿Por dónde empiezo? Yo recomiendo hacerlo en dos pasos:

  1. Visualiza el trabajo de otros fotógrafos aéreos (por ejemplo, en Dronestagram o en SkyPixel). Es una inmensa fuente de inspiración y de ideas. Aprenderás a entender lo que funciona y lo que no funciona desde el aire. Y además, conocerás qué tipo de sujetos -y de encuadres- son los más interesantes, vistos desde el aire.
  2. Utiliza Google Earth (GE): esta es la mejor y más utilizada herramienta para un fotógrafo aéreo. Pero hay que aprender a interpretar las señales que indican la presencia de sujetos interesantes en las fotografías tomadas por satélites. Ten en cuenta que las imágenes de GE están hecha para visualizar extensiones de terreno, normalmente, a varios miles de metros de altura. Pero con nuestro dron, solo podemos volar hasta los 120 metros de altura (por motivos legales). Y a esa altura, las imágenes aéreas de GE, se ven francamente mal…Pero aún así, hay una técnica, que explicaré más adelante, en otro artículo.

 

5 Claves para fotografía aérea con drones

En este paraje, desde tierra no se veía más que una extensión de tierra arenosa, arbustos y agua de color pardo… Al levantar el vuelo con el dron, emergió un paisaje formidable, de formas y colores insospechados.

 

CONCLUSIÓN: la nueva dimensión que nos brinda la fotografía aérea -la altura- implica un cambio muy importante en el tipo de sujetos fotográficos que nos vamos a encontrar y en la perspectiva con la que los vemos.  No sabemos qué aspecto tiene el mundo desde 120 metros de altura. A lo más que llegamos, es a verlo desde un avión comercial, pero es desde varios miles de metros de altura, y por tanto, no nos sirve de ayuda.

Por tanto, tenemos que entrenar -de nuevo- nuestro ojo y  nuestra mente para a discernir qué es fotogénico desde el aire. Y para ello, utilizaremos dos estrategias: visualizar las fotografía aéreas de otros fotógrafos, y aprender a interpretar Google Earth.

 

la nueva dimensión que nos brinda la fotografía aérea -la altura- implica un cambio muy importante en el tipo de sujetos fotográficos que nos vamos a encontrar y en la perspectiva con la que los vemos

 

4. Aprende los secretos de la composición fotográfica…desde el aire

Hay un tipo de encuadre que es exclusivo de la fotografía aérea, y que es su señal de identidad: la perspectiva cenital, también conocida como vista de pájaro. Solo se puede obtener desde el aire. No hay otro modo. Debido a esto, no estamos acostumbrados a componer una fotografía utilizando esta perspectiva.

 

composicion fotografica con un dron

Desde el aire, un elemento compositivo que desde tierra no suele ser importante, adquiere una dimensión nueva: la geometría de las estructuras es una pieza clave en la fotografía aérea

 

Cuando nos enfrentamos por primera vez a esta nueva posibilidad -a menudo con asombro y deleite- nos encontramos un poco desubicados, perdidos, sin bagaje visual que nos ayude a tomar decisiones sobre el encuadre y la composición de la fotografía.

Sin embargo, los principios de la composición fotográfica, son los mismos desde el aire que desde tierra. La clave estriba en saber identificar aquellos elementos que -desde el aire- son piezas esenciales de una composición equilibrada y visualmente atractiva.

Por ejemplo, desde el aire, con frecuencia no aparece el horizonte en nuestra imágenes. Por tanto, ya no nos sirve la regla de los tercios... ¿Qué guías o parámetros utilizo, entonces? ¡Hay muchas! Pero son nuevas… Las veremos en próximos artículos.

 

5. Aprende el revelado digital aéreo en LightRoom

Como la mayor parte de los fotógrafos saben -aficionados o profesionales- el revelado digital (de archivos RAW) es una fase clave en todo el proceso fotográfico, para obtener fotografías de calidad. Yo suelo comentar a la gente que me pregunta cómo conseguir buenas fotografías, que el 90% de las fotografías que ven, por ejemplo, en Internet, y que les llama la atención y les gusta, se les ha realizado un -buen- revelado digital. Y ese es el secreto…

 

Revelado digital de una fotografía aérea con dron

 

Este es un ejemplo muy gráfico que ilustra cómo variar un solo parámetro en LightRoom -el Balance de Blancos- puede mejorar una imagen sin interés visual.

 

Por este motivo, para alcanzar un nivel superior de calidad en tus fotografías aéreas, es indispensable aprender estas técnicsa -en LightRoom o en el programa de revelado digital que prefieras. La diferencia es abismal… Créeme, hay un antes y un después en la calidad de la producción fotográfica de un fotógrafo, cuando empieza a realizar el revelado digital de sus fotos.

En próximos artículos, veremos en más detalle cuáles son las particularidades de la fotografía aérea, en cuanto a los parámetros a utilizar -y cómo utilizarlos- en el revelado digital en  LightRoom.

 

Un atajo: el libro Fotografía y Drones

Por último, comentarte que todos estos aspectos -¡y muchos más!- los describo en detalle en el libro que he publicado recientemente y que puedes ver su contenido en esta página: Libro Fotografía y Drones

 

3d-libro-fotografia-y-drones


4 Comentarios

¿Te gustaría unirte a la discusión? ¡Siéntete libre de contribuir!

    Escribe una respuesta o comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Mavic 2 Pro vs Phanto… 7 enero, 2019 Mavic 2 Pro vs Phantom 4 Pro Todo sobre las micro SD Todo sobre las Tarjet… 23 febrero, 2019